Trasplantan sin uso de transfusión a Testigo de Jehová

324

Una mujer Testigo de Jehová salteña de 49 años, pudo ser trasplantada sin el uso de transfusión sanguínea. El procedimiento fue llevado a cabo en un centro de salud en Rosario, de forma exitosa. Al parecer, la mujer llegó al centro de salud y manifestó su creencia religiosa.

En tanto, los médicos certificaron se trataba de un cuadro de hepatitis inmune fulminante. La mujer presentaba una coloración amarillenta y requería un trasplante a la brevedad. Médicos le explicaron los riesgos de la intervención y ella les anunció que no podía recibir transfusiones.

Una intervención exitosa

En tal sentido, los especialistas se reunieron y sumaron esfuerzos para salvarle la vida, sin quebrantar sus creencias religiosas. De modo que iniciaron el trasplante de hígado, con un equipo de al menos, 60 profesionales de salud. La operación se llevó a cabo, en el Hospital Privado de Rosario.

Se requirió la presencia de expertos en Infectología, Hemoterapia, Terapia intensiva, Anestesiología, Cirugía general, Enfermería e Instrumentistas quirúrgicos. La intervención que era todo un desafío y la primera en dicho hospital, resultó exitosa. La paciente se encuentra en recuperación y con los mejores pronósticos.

Es importante señalar, que es la primera vez que se ejecutan este tipo de intervenciones en la provincia. Este es el tercer procedimiento de esta naturaleza ejecutado en la Nación. El primero de ellos, se realizó en el Hospital Italiano de Capital Federal.

El encargado de la Unidad de Hígado Andrés Ruf, destacó la importancia de contar con un equipo multidisciplinario,. Expresó que la operación era todo un reto, pero el compromiso de todos, era salvar a la paciente. Adicional a ello, cumplir con su petición y salvaguardando la ética profesional.

Es importante señalar que en la Nación, se han dado casos polémicos, sobre trasplantes de personas, sin autorización. Por ello, en el hospital de Rosario, se apegaron a la petición de la paciente y lograron salvarla.




Deja un comentario