Telefónica de Argentina ajustó sus cuentas por inflación

105

Telefónica de Argentina reformuló a la baja sus cuentas como consecuencia del fuerte incremento de la inflación en el país. Esta baja ocurrió durante el tercer trimestre del año, lo que le llevó a una disminución aproximada en las ventas netas de 625 millones de euros a 30 millones de euros, en septiembre de este año. Esta es una información que señaló la compañía en su folleto continuado.

De hecho, como consecuencia de esta “hiperinflación”, la compañía española registra un incremento del patrimonio neto contable de alrededor de 1.300 millones de euros.  Mientras tanto restó 215 millones de euros al resultado bruto de explotación (Oibda) y 265 millones de euros al operativo. Además, el gasto de explotación se redujo en unos 115 millones.

Por su parte, Telefónica señaló en el documento que espera que las medidas que anunció el Gobierno argentino, tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tengan “impacto positivo en el medio plazo”. No obstante, en el corto los riesgos macroeconómicos y cambiarios se mantienen “elevados”.

Igualmente, la Compañía indicó: “Los enormes desafíos a los que se enfrenta la economía, tanto internos (elevada inflación y déficit público), como externos (importantes necesidades de financiación), hacen que sea una economía vulnerable a episodios de volatilidad de los mercados financieros”.

Vea también: Diego Boneta Llegó A La Argentina Y Sus Fans Lo Recibieron

Factores que influyen en la multinacional Telefónica de Argentina

La multinacional española explicó los riesgos para su negocio en América Latina. Telefónica destaca la inseguridad cambiaria derivada tanto de factores externos (la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, los precios de las materias primas y las dudas sobre China) como internos (los elevados déficit fiscales y de cuenta corriente en algunos países, un crecimiento bajo de productividad y el reequilibrio de ajustes existentes).

En cuanto a las disputas pendientes por cuestiones regulatorias y fiscales, todos los procesos en Brasil  mantienen un depósito de contingencias posibles. Esto incluye los intereses sanciones y otros conceptos, de 18.968 millones de reales brasileños (aproximadamente 4.761 millones de euros). Pese a todos los procesos conexos estos asuntos están siendo desmentidos. Por su parte, en Perú el grupo mantiene una provisión en sus estados financieros que a 31 de diciembre asciende a 1.653 millones de soles peruanos (unos 425 millones de euros).