Tan solo el 1% queda para erradicar la poliomielitis en el mundo

La iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio, conocida como GPEI por sus siglas en inglés, ha informado que falta menos del 1% para erradicar la poliomielitis a nivel global, anuncio que se hizo en el marco del día mundial de la lucha contra la enfermedad, el cual se conmemora cada 24 de octubre.

En la Argentina, los datos oficiales apuntan a que se registró el último caso de poliomielitis en el año 1984 en Orán Salta, mientras que en el continente latinoamericano, el último caso data del año 1991 en Perú. Por otro lado, la erradicación de la polio en toda a región se certificó en el año 1994.

El GPEI informó que la incidencia a nivel global de la poliomielitis se redujo en más del 99%, donde de unos 350.000 casos estimados en 1988 se pasaron a tan solo 19 casos el 2 de octubre de este año 2018, solamente en Afganistán y Pakistán.

Lee también:

Asociación de Personas con Esquizofrenia lanzó una campaña para generar conciencia

Vacuna contra la poliomielitis

Además, se habló que la introducción de la dosis inactivada es un elemento clave para la fase final de la erradicación de la enfermedad en el mundo. Un infectólogo de origen argentino asegura que para lograr la erradicación total de la poliomielitis es necesario dejar de utilizar la vacuna oral OPV y reemplazarla gradualmente por la inactivada inyectable.

De hecho, el esquema de vacunación contra la polio ha cambiado en más de 120 países en el año 2016, incluyendo a la Argentina. Ahora se combina en forma secuencial la vacuna IPV con la OPV.

¿De qué va la poliomielitis?

La poliomielitis es una enfermedad viral altamente contagiosa, la cual se origina cuando el virus invade el organismo el cual generalmente se transmite por vía fecal u oral mediante el agua o alimentos contaminados. Los niños menores de 5 años son el grupo más vulnerable a la enfermedad, ya que corren el riesgo de sufrir parálisis fláccida o incluso morir si el virus logra ingresar al sistema nervioso central.

Desde el año 2012, se declaró como «una emergencia programática para la salud pública mundial».

Artículos relacionados

Artículos recientes