Se incrementa ingesta de alcohol en Argentina

827

Argentina se encuentra en la lista de países que más ingieren alcohol. Aparecer esta estadística crea controversia y preocupación en diversas organizaciones dedicadas a la salud.

Destaca que a estas conclusiones se llegó tras una serie de estudios sobre el consumo de bebidas alcohólicas. La data supone que efectos perjudiciales se avecinan si no se genera un cambio de conducta.

Desde diversas organizaciones apuestan por la puesta en marcha de campañas informativas para el cambio de conducta. Otros tantos afirman que es esencial establecer mayores controles desde las instituciones de gobierno. Destaca que el consumo exacerbado del alcohol, está relacionado con el riesgo de padecer enfermedades. A esto se le suma el riesgo de involucrarse en accidentes de tránsito, debido a la ingesta alcohólica.

Dicha investigación fue publicada en la revista científica The Lancet, según los datos aportados por la Organización Mundial de la Salud. Allí destacan que es precisamente Argentina el país más bebedor de América Latina. Resalta que 94,3% de los hombres y el 89.9 % de las mujeres consumo en alcohol todos los días.

Los países que superan la nación en esta medición son Dinamarca, Noruega y Alemania. Según la OMS, este ranking no representa ningún orgullo sino una preocupación latente.

Los jóvenes también se suman a la estadística

Los expertos refieren que precisamente las bebidas alcohólicas son sustancias psicoactivas que pueden generar cambios en el organismo. Entre sus principales efectos destacan los cambios en el estado de ánimo, la memoria, el pensamiento, las sensaciones y la voluntad.

Dicho estudio compara esta data en un total de 195 países. Destaca que en el año 2016 fallecieron en Argentina 7.700 hombres y 4.700 mujeres. Todos ellos fallecieron a consecuencia del consumo perjudicial de alcohol. Mientras que en el mundo entero se registra la muerte de 2,8 millones de fallecimientos por esta causa.

Por si fuese poco incrementa el riesgo de padecer enfermedades, incide en el trabajo y deteriora el entorno familiar. Bebedores pueden experimentar episodios de agresividad, depresión, accidentes y contagio de infecciones. A mayor cantidad de ingesta, los riesgos son mayores.

Expertos señalan que en la Nación la publicidad no sólo se dirige a los adultos. Por tales razones, los más jóvenes también se suman a esta práctica tan nociva.




Deja un comentario