ONU calificó positiva las estadísticas criminales en Argentina

77

El Ministerio de Seguridad de la Nación obtuvo la calificación más alta que asigna la Organización de Naciones Unidas (ONU), en materia de calidad estadística. La ministra Patricia Bullrich celebró la evaluación del organismo.

De hecho, esta funcionaria busca, desde su asignación, reconstruir el Sistema de Información Criminal (SNIC) con dos objetivos: conocer las cifras reales para aplicar adecuadas políticas de seguridad y; en segundo lugar, conseguir que la opinión pública vuelva a creer en los números oficiales.

Cabe recordar que entre los años 2009 y 2015, Argentina sufrió un apagón en materia de estadísticas criminales. Simplemente, se dejaron de publicar los datos producidos por SNIC, una decisión que empeoró un panorama sin protocolos ni controles de calidad claros, en un país en el que se debatía las políticas de seguridad por “sensaciones”. El Gobierno del presidente Mauricio Macri busca generar confianza en las estadísticas delictivas.

Por esa razón, Bullrich acudió en 2016 al Centro de Excelencia para Información Estadística de Gobierno, Seguridad Pública, Victimización y Justicia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), organismo que brindó asistencia técnica para iniciar el proceso de Evaluación Estadística. Posteriormente, en 2017, se examinaron 1.438.190 registros correspondientes a las 24 bases de datos provinciales.

Como resultado, la calificación fue una “C”, la más baja otorgada por el organismo que recomendó la implementación de un plan de mejoras que se enfocara en la formalización de los procesos, la apertura de los datos y la difusión de datos oportunos, para incentivar el uso de la información estadística en diversos sectores de la sociedad.

Vea también: Gobierno Argentino Oficializó La Suba Del Gas

Colaboración de funcionarios fue clave para resultado de la ONU

La tarea fue compleja, puesto que las provincias tenían diferentes sistemas de registros de datos. En algunos casos, poca capacitación y escasas herramientas para una correcta sistematización de estadísticas. Además, fue clave, para unificar criterios, la colaboración de funcionarios de las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires.

También fueron de gran utilidad las cuatro fuerzas federales de seguridad. Así, en 2018, el Ministerio presentó un nuevo informe que le permitió saltar de la categoría más baja a la más alta. El documento incluyó la reconstrucción de la serie histórica estadística 2009-2013.