OMS en alerta ante incremento de ingesta de alcohol

555

Al menos  2300 millones de personas en el mundo ingieren alcohol, lo que preocupa a la OMS

El consumo de alcohol está ampliamente relacionada con accidentes, lesiones, violencia y desarrollo de enfermedades. En tal sentido, la Organización Mundial de la Salud muestra preocupación ante las cifras de un reciente relevamiento.

Un exhaustivo estudio reveló que una de cada 20 personas muere a consecuencia de la ingesta de alcohol. La tercera parte de los jóvenes de 15 a 19 años, ya consume este tipo de bebidas.

El informe refiere que 237 millones de hombres y 46 millones de mujeres padecen trastornos por consumo de alcohol. Detallan que 3 millones de personas fallecieron en el 2016, por consumo de estas sustancias. Tres cuartas partes de estos fallecimientos correspondieron a hombres.

Es esencial el diseño de planes de concientización

Destaca que el Informe Mundial de Situación sobre Alcohol y Salud 2018 se elaboró para tener un mapeo real. Sólo así se ha logrado realizar un diagnóstico real de la problemática que en ocasiones parece solaparse.  De modo que el estudio sirvió para la obtención de datos específicos sobre el consumo de alcohol y su morbilidad.

Resalta que 28 % de accidentes de tránsito, lesiones y violencia, se relacionan con el consumo del alcohol.  21 %  se relaciona con  trastornos digestivos y 19 %  con enfermedades cardiovasculares. El 32 % restante está asociado a enfermedades infecciosas, cánceres, trastornos mentales y otras afecciones.

La Organización Mundial de la Salud afirma que es desalentador pensar que en 10 años, las cifras serán más elevadas. Indican que Europa y América son los más grandes consumidores. Enfatizan que el consumo se relaciona mayormente con países desarrollados y mayor poder económico.

En tal sentido sostienen que desde gobiernos y diversas organizaciones, deben crearse propuestas de concientización. Esto en función de prevenir la ingesta, evitar los excesos y poner freno a las graves consecuencias.

Destaca que el consumo de alcohol aparte de poner en riesgo a los consumidores, también puede afectar a su entorno inmediato. Esto en el caso de los accidentes, lesiones y hechos de violencia. Así mismo, el alcohol se convierte en un factor de riesgo para el desarrollo de ciertas enfermedades.  Entre ellas la hipertensión, la diabetes, cáncer, hipertensión y afecciones cardiovasculares.




Deja un comentario