Moria Casán relató una anécdota de Vicky Xipolitakis

69

Moria Casán estuvo en PH Podemos Hablar. La diva contó, ente sus miles de historias, una anécdota desconocida junto a Vicky Xipolitakis y su asistente, Galo Sotto.

La conductora estaba cenando junto a sus amigos. Se paró para ir al sanitario y al volver, se encontró con un admirador. El hombre, que estaba algo pasado de copas, ganó un millón y medio de pesos ese día. Y quería compartir algo de su suerte con Moria.

“Me dice: ‘Oye, tú eres Moria Casán. La mujer de mi vida. Te admiro mucho. Vi todas tus películas’. El hombre me cuenta que había hecho mucho dinero con un negocio. Yo seguí mi camino y me siguió. Llegamos a mi box y les digo a mis amigos que él era un admirador. ‘Me gané un millón y medio de pesos’ dice”.

Entonces, la conductora le pidió que los invitara un champagne. El fan accedió y se quedó con ellos. Pero el admirador no quería irse sin dejarle un regalo a Moria. Le preguntó cuál era su perfume preferido. A lo que “la One” respondió que se trataba de un perfume muy caro, “de la realeza”, y que era imposible conseguirlo en ese momento.

La conductora le dijo que no se lo podía comprar pero que le podía dejar el dinero para ella comprarlo. Y para su sorpresa, el hombre cumplió. “Yo ya tenía la cartera abierta. Agarró y echó un puñado importante”.

Vea también: Charlotte Caniggia demostró que siempre anda con estilo

Moria Casán contó que tomaron la propina del mozo que le dejó el hombre en broma

Casán contó que después de este impresionante regalo, compartieron una cena. Y al momento de levantarse, el hombre dejó una gran cantidad de dinero encima de la mesa. Y entre risas realizó una impactante revelación.

Dejó calquier cantidad de plata. La dejó como propina para el mozo, que nunca la vio, porque Vicky, Galo y mi amiga la cordobesa lo agarraron“. En el programa todos quedaron sorprendidos con la historia.

Ante el asombro de los panelistas y el propio conductor Moria aclaró que luego le dieron el dinero, pero no completo. Acusó a Viky y Galo de robarle el restante al trabajador.El fan de Moria Casán tenía un reloj de primerísima calidad. Y también fue al pozo.

“¡No! Después se lo dimos… Le dejamos un poco. Yo no agarré. ¡Yo no agarré! Les dije, ‘chicos, dejen algo para el mozo’. Pero ponele quele había dejado seis lucas y le dejamos tres. ¡Pero yo no se la robé!¡Se la robaron Vicky y Galo! Fueron mis acompañantes que se tiraron sobre la mesa”.