Moria Casán realizó una impactante confesión

251

El programa de la one, Incorrectas, se emite de lunes a viernes y ya conquistó a todo el público con la lengua filosa de la conductora y de las “vayainas empoderadas”. Esta es la forma como la propia Moria Casán llama a sus panelistas que se destacan en cada edición del divertido ciclo.

Este es uno de los grandes clásicos de América en la actualidad. Sin embargo, más allá de los aspectos superficiales del mundo del espectáculo, también se dedican a analizar aspectos muy serios, como fue el caso de la salud de Antonio Gasalla, quien padece cáncer de piel.

Muy seria, la madre de Sofía Gala decidió hablar sobre quien fuera su compañero. En relación a sus constantes denuncias aseguró que esos escapes significan algo y es que está buscando su lugar en el mundo.

Al parecer, en este momento su lugar no son las tablas. Además, la one opinó sobre la decisión del cómico de abandonar la ciudad balnearia de Mar del Plata.

“La gente lo puede querer, pero después tiene que bancarse todo ese entorno. Yo creo que lo hace por el amor que le tiene al teatro, gente que ha vivido toda su vida ahí, con una gran emoción”.

Vea también: Sol Pérez reveló los motivos por los que quería pegarle a Mónica Farro

Moria Casán abordó en su programa el tema del cáncer de piel con la asistencia del doctor Carlos Santa María

Durante la intervención de Casán lo que llamó la atención de todos fue el relato que realizó después de hacerle una importantísima pregunta al doctor Carlos Santa María.

“Pero le quiero preguntar al doctor. ¿Por qué al mediodía que es cuando todos dicen que no se puede tomar sol, la plaza está llena, y a la tarde, ahora, a diferencia de cuando éramos chiquitas, el calor parece que te rompe la piel?”.

El profesional de la salud respondió a la conductora que las horas más convenientes para tomar el sol serían antes de las 10am y después de las 5pm.

Esta recomendación dio lugar a la historia de la conductora. “Yo ayer a las cinco de la tarde quise estar un poquito en el sol, huí despavorida, no me lo banco”.