Morena Rial realizó una publicación que preocupó a todos sus seguidores

103

Es común que los famosos le aseguran a su familia una vida perfecta. Por supuesto, en algunos casos el factor sentimental es importantísimo, y eso se demostró en la separación que vivieron Morena Rial y Facundo Ambrosioni, el padre de su pequeño hijo.

Cabe recordar que la hija de Jorge Rial, el conductor de Intrusos, ya venía teniendo encontronazos con su pareja, un futbolista cordobés. No obstante este parece ser el adiós definitivo.

Lo cierto es que ahora, la veinteañera subió, a través de sus redes sociales, una imagen que preocupó muchísimo a sus fans porque se la puede ver, claramente, con los ojos empañados de lágrimas, lo que confirmaría que el momento que está viviendo no es, precisamente, el mejor.

Junto a la foto, la cantante escribió una frase que revelaría la causa de la separación. Allí dijo que no está para que a engañen. Pero esto no es todo porque, a continuación realizó otro posteo.

Vea también: Barbie Vélez se mostró feliz por el piropo de Ricardo Arjona

Morena Rial publicó una imagen en la que intentó tranquilizar a sus seguidores

Consciente de que sus seguidores están pendientes de todo lo que hace y sabiendo que se preocupan por ella, no dudó en subir, a sus Instagram Stories, un texto que sirva como inspiración para sí misma y también para los demás.

De esta manera dejó en claro que cualquier problema se puede superar. En su posteo, al parecer, Morena todavía tiene mucho para decir y lo quería decir de la manera más clara posible, para evitar malos entendidos.

“Levántate, reiníciate, recréate. Nada es permanente, no estás estancado. Puedes elegir cosas nuevas y pensar cosas buenas. Puedes aprender algo nuevo y crear nuevos hábitos. Comienza hoy, comienza con fuerza, no mires atrás. Se puede”.

En la imagen hay una figura que se mira al espejo diciendo palabras realmente impactantes, y más teniendo en cuenta el contexto donde se colocan estas declaraciones.

No estás para que te engañen, para que te mientan, ni para que te quieran a medias. No estás para ser la segunda opción de nadie. ¡Eres valiosa y maravillosa, mujer!”.