maría eugenia vidal

María Eugenia Vidal recibió a la policía que amamantó a un bebé abandonado

596

La gobernadora María Eugenia Vidal se reunió con Celeste Ayala. ‘Como ella, hay muchos policías que ayudan cuando el otro más lo necesita’, enfatizó

Hoy la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, recibió a Celeste Ayala, miembro de la Policía bonaerense, por un acto que emocionó a la opinión pública. La uniformada amamantó a un bebé que había sido abandonado en el Hospital de Niños de La Plata. Días atrás ya había sido felicitada por el ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo.

“Hoy recibí a Celeste Ayala, la policía que hace unos días escuchó el llanto de un bebé en el Hospital de Niños Sor María Ludovica y no dudó en amamantarlo para calmarlo”, escribió la jefa provincial en su cuenta personal de la red social Twitter al tiempo que sumó: “Como ella, hay muchos policías que tienen vocación de servicio y ayudan cuando el otro más lo necesita”.

Vidal publicó, junto al mensaje, dos fotografías del encuentro. Ambas mujeres conversaron y, al igual que Ritondo, la gobernadora no dejó pasar la oportunidad de celebrar una y otra vez el accionar de Ayala, quien fue ascendida a la jerarquía de Sargento. Fue el mismo Ministro de Seguridad bonaerense quien el pasado 17 de agosto le informó sobre su ascenso.

Recibida con honores

En una reunión celebrada en el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, emplazado en las calles 51 y 2 de la ciudad de La Plata, Celeste Ayala fue recibida con los brazos abiertos por el funcionario provincial así como por el jefe de la Policía, comisario general Fabián Perroni. “La Policía que te cuida es la Policía que queremos”, resumieron.

Qué pasó

En ese marco, Ritondo expresó: “Celeste advirtió que un niño lloraba desconsolado de hambre e hizo un gesto de amor espontáneo, por eso merece nuestro agradecimiento”. A continuación, el Ministro se encargó de informarle que “fue ascendida al grado inmediato superior de Sargento”. Allí, la ahora Sargento recordó la noche en que amamantó al recién nacido.

Explicó que en las últimas horas del 14 de agosto se encontraba de servicio adicional en el hospital en donde escuchó los desconsolados gritos del bebé e instintivamente se percató que el niño tenía hambre. En consecuencia, pidió la autorización de los jefes del piso del hospital bonaerense y amantó a la criatura con el fin de calmar su hambre.

Hoy Celeste Ayala enfatizó que el bebé había ingresado al tradicional nosocomio bonaerense con sus hermanos luego de ser echados de su domicilio en el marco de una dura situación familiar. El episodio continúa generando emoción y es por eso que María Eugenia Vidal solicitó conversar con su protagonista.

Vale señalar que la uniformada forma parte de la Policía de la provincia de Buenos Aires desde hace tres años, y al momento del amamantar a la criatura prestaba su servicio en el Comando de Patrullas de la localidad de Berisso. Con los brazos abiertos, la gobernadora la felicitó e insistió: “Hay muchos policías que tienen vocación de servicio y ayudan cuando el otro más lo necesita”.

 




Deja un comentario