Lali Espósito compartió un recuerdo muy especial

110

Lali Espósito es una de las artistas más importantes de la Argentina. La cantante de 28 años cuenta con una gran cantidad de fans que le demuestran su cariño día tras día en las redes sociales.

Allí ella cuenta con millones de seguidores que están atentos a los posteos que realiza la creadora de grandes éxitos como ‘Laligera’ o ‘Soy’. En esta oportunidad, la actriz se encargó de recordar una de sus grandes performances.

En ese marco, Lali Espósito decidió rememorar uno de sus shows en el Luna Park donde contó con una enorme cantidad de público. “Si de recordar hablamos acá dejo este momento en el Luna Park de Buenos Aires Repleto. Todos apretados y eufóricos .Entonando “EGO” como si no hubiera un mañana…y es que no lo hay!”.

Espósito añadió que poco a poco descubrió que lo único que es cierto y verdadero es el ahora. Ella destacó que ese momento fue un ahora realmente memorable.

Vea también: Liliana Parodi habló de algunas figuras de su planta televisiva

Lali Espósito se mostró nostálgica en sus últimas publicaciones en Instagram

Lali compartió uno de sus grandes shows. Es que en el segundo video que se encargó de remarcar en su escrito, se puede escuchar el clamor de los fanáticos de la cantante que en ese momento entonaron con fuerzas uno de las grandes canciones de la artista que se destaca en distintos ámbitos.

De esta manera, Lali Espósito se mostró algo nostálgica en sus últimas publicaciones de Instagram. Durante la jornada se encargó de recordar otros grandes shows que dio e incluso sus últimas vacaciones en el Caribe.

Al mismo tiempo, la joven artista se mantiene activa a la espera de retomar sus actividades en España, donde estaba filmando una serie de Netflix y culminando su nuevo álbum.

Por su parte, la actriz Paula Cancio, quien está viviendo en Madrid junto al argentino Miguel Ángel Solá y su hija Adriana, contó cómo se vive la situación en carne propia.

Aquí en Madrid ha habido tantos muertos que llegó un momento en que se colapsaron los crematorios. Tenían que llevar los cuerpos a cremar a otras ciudades, tal vez a 700 kilómetros de aquí”.