Icebergs en Ushuaia amenazan la navegación

Este mes la ciudad de Ushuaia presenció la aparición de icebergs, una situación inusual y preocupante que pone en riesgo las actividades de navegación.

La aparición de los icebergs

Tres grandes icebergs se avistaron cerca de las costas de Ushuaia, Tierra del Fuego, generando una alerta inmediata por parte de la Prefectura Naval Argentina debido al potencial peligro para la navegación.

Estos icebergs fueron detectados apenas a unos kilómetros de la costa, convirtiéndose en una atracción visual para los ciudadanos y visitantes, pero también constituyendo una amenaza.

Las enormes masas de hielo, que se desprenden de los glaciares de la Antártida, son comunes de ver en aguas abiertas, pero es muy raro encontrarlas tan cerca de las zonas pobladas.

El más grande de los icebergs medía aproximadamente 100 metros de longitud y 30 metros de altura sobre el nivel del mar, por lo que su presencia tan cerca de las costas de Ushuaia preocupó a las autoridades.

Es importante recordar que la parte visible de los icebergs representa solo una pequeña fracción de su tamaño total, ya que su mayor parte se encuentra sumergida bajo el agua.

 

Impacto en la navegación

La presencia de los icebergs dentro de las rutas marítimas habituales utilizadas por los barcos comerciales requirió activar los protocolos de seguridad para evitar que las embarcaciones impactaran contra ellos.

Para esto, la Prefectura emitió avisos a los navegantes y reforzó la vigilancia en la zona, garantizando que tanto los barcos y buques mantuvieran una distancia segura de los icebergs.

La preocupación principal de las autoridades es el potencial de colisión, especialmente durante la noche o bajo condiciones meteorológicas adversas, donde la visibilidad se reduce.

Reacciones locales

La aparición de los icebergs logró también impactar en los lugareños y turistas de la zona: tanto visitantes como residentes de Ushuaia se acercaron a las costas para poder avistar estos fenómenos naturales.

Para muchos de ellos fue una oportunidad única para estar tan cerca de estos gigantes de hielo, que, para ser observados tan de cerca, requieren que las personas se acerquen a ellos a través de una embarcación.

 

Causas de la aparición

Tras varias consultas con diversos científicos sobre la aparición de los icebergs a una distancia tan corta de las costas, se barajaron dos hipótesis principales.

Una de las posibilidades es que los icebergs son producto de un desprendimiento de un glaciar en la Península Antártica o las Islas Shetland del Sur, transportado hacia Ushuaia por fuertes vientos del oeste-sudoeste. 

Otra de las teorías, aunque menos probable, es que provengan de una lengua glaciar flotante en los Andes chilenos. 

 

Antecedentes helados

Aunque parezca sorprendente, este hecho no es aislado, ya que anteriormente se han observado desprendimientos de glaciares de mayor magnitud.

En mayo de 2021, un colosal iceberg, aproximadamente del tamaño de la isla española de Mallorca, se desprendió de la plataforma de hielo de Ronne en la costa de la Antártida. 

Este bloque de hielo fue denominado como A-76, y es uno de los más grandes registrados, extendiéndose unos 170 kilómetros de largo por 25 kilómetros de ancho. 

Observaciones satelitales y aéreas confirmaron su inmensidad, superando en tamaño a Long Island en Nueva York y siendo la mitad de grande que Puerto Rico. El A-76 ahora navega por las aguas del mar de Weddell.

Un incidente similar ocurrió en 2020 cuando el iceberg A-68A, que en ese momento era el más grande del mundo, fue llevado por corrientes oceánicas desde la Antártida hasta cerca de las islas Georgias del Sur. 

Este iceberg se desintegró antes de impactar la isla, un lugar donde abunda la vida silvestre, incluyendo lobos marinos y pingüinos, evitando posibles desastres ecológicos.

 

Estos eventos son indicadores preocupantes de los cambios climáticos que afectan a la Antártida, la cual se está calentando a un ritmo más acelerado que otras regiones del planeta. 

Este calentamiento está causando que las capas de hielo y nieve se derritan y que los glaciares se retraigan, especialmente alrededor del mar de Weddell. A medida que los glaciares retroceden, grandes segmentos de hielo se desprenden y flotan en el mar hasta que eventualmente se desintegran o colisionan con tierras costeras.

La aparición de los icebergs cerca de Ushuaia es un recordatorio de la impredecible naturaleza de nuestro planeta, y subraya la importancia de mantener una vigilancia constante y preparación frente a fenómenos naturales que, aunque bellos, pueden representar riesgos.

 

Quédate leyendo: Derecho laboral de Argentina

Artículos relacionados

Artículos recientes