Hugo Yasky analizó las últimas medidas que tomó el Gobierno Nacional

118

Trascendió que el aumento a los trabajadores del sector privado y estatales tendrá un piso de 4.000 pesos que se pagará en dos cuotas, entre enero y febrero.

Asimismo, este hecho generó importante repercusión entre los sectores involucrados y fue el secretario General de la CTA, Hugo Yasky, quien se refirió al respecto. 

Igualmente, el dirigente aseguró que la decisión del Gobierno de tratar de apuntalar los ingresos desde los que están en la peor situación, con los aumentos de suma fija, para los jubilados, los trabajadores ahora y el sector público, es uno de los pasos que tienen que ser prioritarios y urgentes.

De igual manera, Yasky mencionó que “todo esto tiene sentido siempre y cuando sea para generar las condiciones que permitan que la economía argentina arranque de nuevo”.

Vea también: Roberto Costa opinó respecto a la Ley Impositiva

Hugo Yasky señaló la importancia de controlar la remarcación de los precios

El dirigente marcó cuál es uno de los puntos centrales para que la economía resurja y cómo el Gobierno se propuso eso mismo. Al respecto apuntó que el consumo debe ser como la chispa que encienda un motor.

“Porque necesitamos que vuelva a mover y darle dinamismo al mercado interno. Si esto no ocurre, las pymes y los que producen no pueden funcionar. A partir de ahí se debe ir pensando cuestiones más de fondo”.

A su vez, manifestó que el aumento salarial puede resultar en una bocanada de oxígeno, pero si no se controla la remarcación de precios es como tirar oxígeno en una bolsa que no tiene fondo.

“Después todo termina en manos de aquellos especuladores, de los que abusan de la remarcación de precios. Nosotros teníamos, hace cinco años, una Secretaría de Comercio que había logrado cubrir la mayoría de la cadena de precios y todo eso fue tirado por el Gobierno anterior”.

Por otra parte, Yasky se refirió al plazo de recuperación económica del país. También reflexionó sobre el pensamiento de algunos sectores de la sociedad argentina.

Yo creo que la Ley de Emergencia, que se aprobó en quince días, será para ponerla en práctica durante los próximos seis meses. Considero que el común de la gente tiene una racionalidad de que nadie se imaginaba que de entrada íbamos a salir al primer mundo.