Gran debut en pantalla de la telenovela “Amores cruzados para siempre”,

1359

Amores cruzados para siempre es una producción que se emitió en Turquía en 2016. También conocida como Kördüğüm (su título original) o Intersección. Está protagonizada por Ibrahim Çelikkol, conocido en la Argentina por su personaje de Cemil en la La venganza de Iffet, la exitosa ficción que emitió Telefe.

Un triángulo amoroso, las dudas ante la paternidad y la brecha entre ricos y pobres, fueron los   temas de fondo con los que se presentó Amores cruzados para siempre, la nueva telenovela turca, que este lunes por la noche se estrenó en la pantalla de EL TRECE, ya causó revuelo en las redes sociales.

Con Estambul como epicentro de los conflictos, este primer capítulo de Amores cruzados para siempre se centró en presentar a Alí, interpretado por el actor Ibrahim Çelikkolun hombre de negocios proveniente de una familia adinerada que tuvo una grave tragedia en el pasado: la muerte de su pequeño sobrino en un accidente automovilístico que él mismo protagonizó.

Por otro lado, Alí es padre de un niño de seis años llamado Kaan, aunque hasta ahora su existencia había sido desconocida para él, ya que tras una fugaz relación con la madre del pequeño ambos habían acordado hacerse un aborto, algo que finalmente ella decidió no realizar. 

Lee también:

Dany Lescano acusó al novio de su madre de asesinarla

El primer capítulo de Amores cruzados para siempre causó revuelo

En el medio de la lucha interna de Alí, aparece Naz, interpretada por la actriz Belçim Bilgin, una joven y talentosa pediatra. El encuentro entre ambos se ve  marcado por una especie de milagro: en el medio de un almuerzo entre Alí y su amigo Ayhan, este último tiene una complicación para respirar y Naz le salva la vida. Allí, Alí y Naz se ven por primera vez: será el comienzo de una gran historia de amor.

El tercero en discordia entre ellos es Umut, el marido de Naz, quien al igual que Alí tiene su pasión en los autos, pero no contó con las mismas facilidades económicas que éste. 

En el final del primer capítulo, la madre de Kaan, con una enfermedad terminal, le pide a Alí que se haga cargo del hijo que tienen juntos, pero él no le presta mucha atención. Por eso, decide confrontarlo en su cena de cumpleaños frente a varias decenas de personas, a tal punto que saca un arma y, tras reafirmarle que Kaan es su hijo, se apunta a sí misma. 

El disparo se escucha desde el exterior, pero no se sabrá hasta el próximo capítulo cuál fue el desenlace entre Alí y la madre de Kaan.