Felipe Solá opinó sobre las declaraciones de Carlos Raimundi

28

El ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, descartó que concurra una postura en el país que niegue la violación de los derechos humanos en Venezuela.

Asimismo, sostuvo que el problema con Carlos Raimundi fue que dijo solo una parte. De la misma manera, el funcionario agregó que el diplomático refirió lo que él pensaba y que no hubo costo político personal tras las polémicas declaraciones.

El embajador argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi, rechazó un informe que denunciaba la violación de derechos humanos en Venezuela.

A su vez, el diplomático manifestó que contemplaba una situación sesgada acerca de la realidad del país que conduce Nicolás Maduro y que Venezuela sufrió un fuerte asedio de intervencionismo. En diálogo con la periodista Romina Manguel por A24, el ministro Felipe Solá hizo referencia a las palabras del embajador.

El problema con (Carlos) Raimundi fue que dijo una parte de nuestro pensamiento escrito sobre Venezuela, no dijo la otra parte, que es la preocupación de Argentina y otros países con la violación a los derechos humanos en Venezuela”.

Vea también: Luis Juez criticó al gobernador Juan Schiaretti

 Felipe Solá afirmó que Venezuela es una excusa de la oposición

El funcionario nacional agregó que el desatino pudo ser porque las instrucciones no le quedaron claras o porque ante la falta de claridad que él pensó que había expresó su pensamiento personal acerca del conflicto.

Un embajador primero tiene que decir lo que le instruyen”. De la misma manera, afirmó que nunca se sintió más lejos de renunciar que esta semana a pesar de los cuestionamientos que atravesó.

No renuncié y nunca me sentí más lejos de renunciar que esta semana. El presidente no tiene ningún problema conmigo”. El Ministro de Relaciones Exteriores cargó contra la oposición y dijo que usa a Venezuela como parte de la grieta.

“¿Qué hicimos para que digan que vamos a ser Venezuela? Venezuela es una excusa de la oposición. Cuando condenamos la violación de los Derechos Humanos no dicen nada”.