En fase de pruebas robots más pequeños del mundo

224

En las instalaciones del Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT), se diseñan los robots más pequeños del mundo. Estas minúsculas invenciones son del tamaño de un óvulo humano, según afirman sus creadores.

Destaca que en dicha institución se desarrollan proyectos de gran envergadura. Estos prototipos que están siendo probados, prometen revolucionar la ciencia y la tecnología, debido a las múltiples tareas que podrán desempeñarse con estos robots, o las inspiraciones que podrán surgir a partir de este invento.

Según los expertos estos robots son totalmente autónomos y no necesitan ninguna fuente de energía ni baterías internas. Los mismos fueron construidos con pequeños circuitos electrónicos que son colocados en una base de partículas minúsculas.

Al ser tan pequeños, justo del tamaño de un óvulo humano, pueden ser utilizados para diversos diagnósticos médicos y un sinfín de aplicaciones industriales como detección de fugas de gas y petróleo.

Gran cantidad de aplicaciones

En la revista Nature Nanotechnology fueron publicados los resultados de este interesante proyecto. Destaca que estos mini robots están formados por pequeños circuitos electrónicos hechos de materiales bidimensionales, los mismos son instalados en una base de partículas minúsculas no solubles, las cuales se conocen como coloides.

Vale resaltar que dichas partículas miden alrededor de un diámetro de entre 1 nanómetro y 10 micrómetros. Al ser tan ligeras, esto les permite flotar indefinidamente en líquidos o en el aire.

Los mini robots se alimentan de un hilo eléctrico a partir de un fotodiodo, por ello no requieren ni baterías o fuente energética para funcionar. A través de un semiconductor sensible a la incidencia de la luz toman la energía y de esta forma se activan sus circuitos de computación y memoria.

Son altamente eficaces ya que son capaces de recibir y almacenar información de su entorno, luego los extraen de su memoria al culminar la misión para la cual hayan sido utilizados.




Deja un comentario