El ventajazo: Los kiosqueros cobran lo que quieren

215

Es sabido que la carga de SUBE y otros servicios recargables en los kioscos de la Ciudad, dejan muy poca ganancia y por eso, en algunos casos, se les cobran las recargas a los usuarios de estos servicios. Sin embargo, en los últimos tiempos esta “ventaja” se aplicó a otro tipo de productos que se venden a diario.

Los numerosos aumentos de precios de los distintos productos vendidos en los comercios, hacen que sus compradores pierdan la noción del valor real de los mismos y esto posibilita que algunos saquen provecho.

La recarga de la tarjeta SUBE (que por ley debe ser gratuita), se cobra entre dos y cinco pesos en algunos kioscos de nuestro barrio y el resto de la Ciudad y en el resto de las recargas como las de celulares u otros servicios.

Sin embargo, no quedó simplemente en eso sino también en productos. Incluso en aquellos que históricamente tuvieron un control de parte de sus compradores, como es el caso de los cigarrillos que, por la cantidad de aumentos que sufrieron algunos perdieron de vista el precio y llegaron a pagar (según la zona) hasta 9 pesos de más.

Otro factor que influye principalmente en los kioscos que permanecen abiertos las 24 horas, es el horario nocturno en el que “te dicen el valor de los precios según tu cara  y de noche te cobran más” según denuncia la titular de Adecua (Asociación de Defensa a los Consumidores y Usuarios de la Argentina), Sandra González.

Foto: Urgente 24.




Deja un comentario