Dybala e Higuaín anotaron en victoria de Juventus

367

Paulo Dybala festejó su gol con calma, con los brazos abiertos, como agradeciendo. Esa definición impecable, de zurda, al segundo palo del arquero Alfred Gomis significó el tercer tanto en la goleada 4-1 de la Juventus frente a la Spal.

Pero sobre todo significó otra cosa: un modo de ponerle fin a una racha incómoda, una suerte de maldición. También anotó Gonzalo Higuaín. Fue su quinto gol en 14 partidos que disputó en la campaña por todas las competiciones. Su peor promedio de gol desde sus dos primeros años en el Real Madrid.

Este 0,36 nada tiene que ver con sus antecedentes. Sobre todo con los recientes, esas últimas dos temporadas en el paraíso. En la 15/16, aún en el Napoli, convirtió 36 goles en 35 encuentros de la Serie A y se convirtió en el máximo anotador histórico, al superar el récord del sueco Gunnar Nordhal en la campaña 49/50. En la 16/17 fue elegido como el mejor jugador de la Juventus, vencedora de su sexto Scudetto consecutivo.

Pudo haber mejorado ese promedio ante SPAL. Pero el árbitro Fabrizio Pasqua le anuló un gol por off side con la asistencia del VAR. Pipita había definido como lo que es: un goleador implacable. Encaró entre los centrales, gambeteó al arquero, definió de zurda.

El partido tuvo otro protagonista relevante y también argentino: Paulo Dybala. “Capolavoro” (gran actuación), fue la palabra con la que describió la Gazzetta dello Sport, desde el lugar de los hechos, a la tarea del cordobés de Laguna Larga. Fue el jugador más lúcido y más desequilibrante de la Vecchia Signora junto a Federico Bernardeschi.

Arriba de la Juve están el Napoli, con 28 puntos de 30 posibles, y el Inter, invicto con 26. Los del sur vencieron como visitantes a Genoa por 3-2. Inter, en el adelanto, se había subido a lo más alto tras derrotar 3-2 a Sampdoria.

 




Deja un comentario