Gervasio Díaz Castelli Rocío Gancedo

Díaz Castelli sobre Gancedo: “Mi rol era de amigo y aconsejarla”

220

La farándula argentina continúa en shock tras la inesperada partida física de Rocío Gancedo, quien participó en el programa televisivo “Gran Hermano” edición 2010. Ante esa realidad, el escritor y psicólogo de Rocío, Gervasio Díaz Castelli, ofreció unas palabras a su gran amiga, con la cual tenía una bonita y muy cercana relación.

“A Rocío la atendí una vez. Después tuve una relación de amistad en estos últimos ocho meses. Fue a distintos profesionales, le costaba sostener eso y la medicación. Probó con varios laburos… y yo mismo le conseguí algunos trabajos”, confesó Díaz Castelli.

Agregó que desde que la conoció, sintió tener la responsabilidad de ayudarla en su recuperación mental, sin importar qué. “Mi rol era de amigo y aconsejarla. Ella iba al psicólogo y yo era el supervisor del cuadro familiar. Ellos siempre me quisieron mucho. Me consultaban cómo la veía. Siempre lo sostenía y nos juntábamos cada tanto, todos, desde un vínculo amistoso”.

Expresó que aun cuando los problemas de Rocío la condujeron hacia su sorpresivo final, su familia agradeció lo que pudo hacer por ella en vida, algo que consideraron como invaluable. “La ayudé en todo lo que pude, de diferentes formas. Desde ese lugar acompaño a su familia, y los voy a ver a la casa porque son muy buena gente. Rocío se había reconciliado con su madre y su hermano. Ahora mi trabajo es estar con ellos”, destacó el psicólogo.

La muerte de la morocha se produjo en la tarde de este miércoles, casi de inmediato, luego de que decidiera lanzarse desde el balcón de su edificio hacia la vereda, donde golpeó una moto estacionada en la zona, sin acompañantes, para después terminar en plena vía pública.

Esto ocurrió a las afueras de su departamento ubicado en Las Cañitas, entre las calles Báez y Arévalo, cuando Gancedo de tan sólo 28 años de edad, resolvió que ya no tenía motivos por qué vivir. En su casa no se encontró alguna nota que explicara la razón real de ese doloroso evento, aunque sí se sabía que estaba sufriendo una fuerte depresión, por problemas personales de larga data.




Deja un comentario