Descubre Barracas: historia y cultura del barrio

Ubicado al sur de Buenos Aires, Barracas es uno de los barrios más antiguos y culturales de la ciudad. Desde sus mansiones antiguas hasta sus modernos centros culturales y artísticos, este distrito ofrece una fascinante mezcla de lo antiguo y lo contemporáneo.

Historia de Barracas

Barracas debe su nombre a las antiguas barracas o depósitos que se utilizaban para almacenar cueros y otros bienes que se transportaban por el Riachuelo. Durante el siglo XIX, este barrio se convirtió en un importante centro industrial y comercial, atrayendo a numerosos inmigrantes.

Entre los primeros habitantes notables se encuentran figuras históricas como el almirante Guillermo Brown y el general Manuel Hornos. Además, la construcción de fábricas y el establecimiento de familias adineradas, como la de Felicitas Guerrero, contribuyeron a la prosperidad y desarrollo del barrio.

Arquitectura y patrimonio

Uno de los mayores atractivos de Barracas es su arquitectura, ya que el barrio alberga mansiones y edificios históricos que reflejan el esplendor de épocas pasadas. 

Entre ellos destaca la Iglesia de Santa Felicitas, una joya arquitectónica que combina elementos neogóticos y renacentistas. La iglesia fue construida en memoria de Felicitas Guerrero, una joven aristócrata asesinada trágicamente en 1872. 

Además, el Pasaje Lanín, una calle decorada con coloridos murales del artista Marino Santa María, se ha convertido en un ícono del arte urbano. 

La arquitectura de Barracas también incluye edificios industriales que han sido reconvertidos en espacios residenciales y comerciales, como la fábrica de Piccaluga.

 

Cultura y arte

Barracas es también conocido por sus centros y espacios culturales.

Uno de ellos es la Usina del Arte, un centro cultural ubicado en una antigua planta eléctrica. Este lugar ofrece una amplia gama de actividades culturales, desde exposiciones de arte contemporáneo hasta conciertos y obras de teatro. 

Este centro cultural ha revitalizado el barrio, atrayendo a visitantes y artistas de toda la ciudad.

El Centro Metropolitano de Diseño (CMD) es otro punto de interés, promoviendo la innovación y la creatividad en el diseño y la arquitectura. En el CMD los emprendedores y estudiantes de diseño pueden acceder a un laboratorio tecnológico para materializar sus ideas, así como capacitarse a través de cursos.

Además, el barrio alberga varios murales, entre ellos el más grande del mundo pintado por un solo artista: «El Regreso de Quinquela» de Alfredo Segatori. Esta obra, realizada con aerosol a mano alzada, mide 2000 metros cuadrados y rinde homenaje a la identidad portuaria de la zona.

 

Gastronomía y vida nocturna

La oferta gastronómica de Barracas es variada y deliciosa. A través de una amplia selección de bares y restaurantes, los visitantes pueden disfrutar de diferentes platos y bebidas.

Algunos de los bares más populares incluyen el Bar El Progreso, un clásico porteño con más de un siglo de historia, y el Café La Flor, famoso por su excelente café y sus postres.

Respecto a la gastronomía, destaca el Boulevard Caseros, que se ha convertido en un polo gastronómico con oferta para todos los gustos, desde cocina gourmet hasta platos tradicionales.

 

Parques y espacios verdes

El barrio también cuenta con varios espacios verdes donde se puede disfrutar del aire libre y realizar actividades.

El Parque Leonardo Pereyra es uno de los más grandes y ofrece amplias áreas para pasear, hacer deporte o simplemente descansar.

Otro espacio destacado es el Paseo de las Artes, ubicado a pasos de la Usina. Aquí, los visitantes pueden disfrutar de exposiciones de arte al aire libre de artistas locales mientras realizan una caminata.

En Barracas también se pueden recorrer plazas históricas, como la Plaza Colombia o el Parque España, que brindan un paisaje verde en el medio de la ciudad.

 

Comunidades religiosas

Barracas alberga una variedad de instituciones religiosas que reflejan la diversidad del barrio.

La Parroquia Santa Lucía, construida en 1783, es una de las iglesias más antiguas y veneradas del barrio, ya que Santa Lucía de Siracusa es la protectora del barrio.

La comunidad judía también cuenta con una fuerte presencia en este lugar con el Templo Israelita Or Torah, un importante centro de culto y reunión para los judíos sefardíes de la zona.

 

Barracas refleja la historia y la evolución cultural de Buenos Aires. Sus calles, con mansiones históricas, coloridos murales y centros culturales, muestran como el lugar pudo adaptarse a los cambios sin perder su esencia.

Te invitamos a visitar este barrio, descubriendo cada rincón y disfrutando de todo lo que tiene para ofrecerte.

 

Quédate leyendo: TV tradicional y digital en Argentina

Artículos relacionados

Artículos recientes