conoce medidas de prevención para el cáncer de piel

Conoce todo sobre la prevención del cáncer de piel

236

El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en los seres humanos. De hecho, 1 de cada 3 será cutáneo, pero detectado a tiempo, es curable en la mayoría de los casos. La exposición al sol u otras fuentes de radiación ultravioleta como las camas solares, constituyen la principal causa de envejecimiento y desarrollo de esta enfermedad.

Esto se debe a que las RUV ocasionan un daño acumulativo e irreversible en la estructura cutánea. Es por ello que es fundamental y muy importante evitar el daño solar desde una edad muy temprana.

No obstante, a pesar de las medidas de prevención que se difunden constantemente y el diagnóstico temprano de la enfermedad, los casos de cáncer de piel se han incrementado a nivel mundial en las últimas décadas, donde Argentina no escapa de esa realidad de incremento.

Lee también:

Sindicato de Alimentación amenazó con bloqueo de empresas

Medidas para evitar cáncer de piel

Por esa razón es que concientizar a la población sobre las medidas de prevención para esta enfermedad constituye un pilar fundamental. En ese sentido, lo que se quiere es orientar a los individuos a aprender a realizarse un autoexamen para conocimiento personal y reconocimiento de lesiones que pudieran ser nuevas, que cambien o que motiven a consultarse con algún especialista.

Además, es importante educar a las personas para que adquieran hábitos sanos frente al sol, minimizando el riesgo de quemaduras y disminuir la acumulación de daño por la RUV. Esto es así ya que según datos del Ministerio de Salud de la Nación, 9 de cada 10 casos de cáncer de piel se deben a la exposición solar. La explicación de este hecho es que la piel absorbe de forma continua la radiación ultravioleta que emite el sol a lo largo de toda la vida.

Según estudios que se han llevado a cabo a lo largo de la historia, se estima que una persona al cumplir 18 años, ya se expuso al 80% del total de rayos ultravioletas que absorberá en toda su vida. Es por ello que es importante adoptar hábitos saludables ante la exposición solar durante todo el año, no solamente durante el veranos, así como realizar controles frecuentes de los lunares de forma personal y con el especialista.

Adicionalmente, para la prevención del cáncer de piel se recomienda una consulta con el dermatólogo una vez al año.