usb públicos

Conocé los peligros de cargar tu celular en los USB públicos

506

Cada vez hay más puertos USB en lugares públicos para cargar la batería de nuestros celulares. Datos a tener en cuenta para mantener a salvo nuestros datos privados

En ocasiones las personas dependen de un dispositivo móvil para trabajar, viajar o pagar y la batería puede jugar una mala pasada, tanto que cuando se encuentra una conexión USB de carga puede parecer la salvación. Pero conectar el dispositivo móvil a un USB público puede que no sea lo mejor.

Podría ser hackeado

A través de las redes sociales, autoridades han publicado un mensaje de los peligros de utilizar un puerto USB público para cargar el teléfono móvil, ya que el dispositivo podría ser hackeado. ¿Cómo? Del mismo modo que al conectar el teléfono a una computadora se puede acceder a su memoria, al enchufar el teléfono a este puerto USB público, cualquiera podría tener acceso a la información almacenada e introducir un malware, por ejemplo.

Para evitar disgustos, lo más recomendable es llevar consigo una batería externa, que además puede ser cargada fácilmente y con total seguridad en los puertos USB públicos.

Otra opción es apagar el teléfono móvil antes de cargarlo, para dificultar así a los posibles atacantes el acceso a los datos privados.

En tercer lugar, los usuarios pueden llevar encima un cable USB que sea exclusivo de carga y no permita la transferencia de datos, como la mayoría de los cables USB que se venden junto a los terminales.

El año pasado Kaspersky retomaba un experimento de 2014 en el que se planteaba la posible infección de malware de un smartphone al conectarlo a un puerto USB de carga, comprobando que se podía obtener información de éste ya fuese iOS o Android.

Hicieron alusión a lo que se denomina handshake o “apretón de manos”. Es decir, la técnica por la que se emplea un puerto USB para que el teléfono transfiera información a una unidad a través de un cable estándar USB. Información como datos personales y del teléfono (información del sistema, de los componentes, etc.), dependiendo del hackeo y del tiempo de conexión.

Ten en cuenta:

– Usar solo puertos USB de confianza.

– Proteger el dispositivo móvil con una contraseña y no desbloquearlo durante la carga.

– Utilizar batería externa de carga

– Cargar la batería externa en el USB público.

– Apagar el teléfono celular para cargarlo en el USB público.

– Usar recursos y tecnologías de encriptación que permitan proteger los datos, aislando la información sensible.

– Mantener los equipos limpios de malware.




Deja un comentario