100 días para enamorarse

Con una torta el elenco de 100 días para enamorase celebró su éxito

242

100 días para enamorase es la producción más vista  de la televisión abierta

Con torta, alegría y abrazos, el elenco y la producción de 100 días para enamorarse celebraron ayer el éxito de la tira diaria de Telefe, en el Gorriti Art Center. La ficción protagonizada por Carla Peterson, Juan Minujín, Nancy Minujín, Juan Minujín, Nancy Dupláa y Luciano Castro es desde mayo lo más visto de la televisión abierta y sus creadores quisieron alzar sus copas por e buen momento del  programa.

Sebastián Ortega, creador del proyecto y líder de Underground -productora de la tira-, considera que el éxito de la ficción se debe a que era necesario “profundizar sobre cuestiones como los problemas de la pareja, temas generacionales o el género desde la televisión en Argentina”.

“El deseo es el gran motor para trabajar en profundidad los proyectos. Hablamos mucho con los autores y con las actrices, y cuando las cosas se trabajan con tiempo y el equipo a nivel humano funciona y hay una energía orgánica suceden cosas especiales”, sostuvo el productor y guionista, que aprovechó la velada para festejar su cumpleaños número 45.

Se cuentan historias complejas

Nancy Dupláa destacó el trabajo de los autores de la tira (Ernesto Korovsky, Silvina Frejdkes y Alejandro Quesada). “Les agradezco por atreverse a contar historias complejas que sirven para que crezcamos como sociedad”, dijo.

Además la actriz comentó: “Creo que el éxito se debe al hecho de habérsela jugado con ciertos temas que están en el inconsciente colectivo y en la fibra de todos, como los vínculos en sí o el qué pasa con las parejas cuando hay cosas que se ocultan o que dejan de decirse y que un día te tapan”.

Luciano Castro se mostró muy contento con la aceptación que tuvo la historia: “Está gustando por la contundencia que tiene desde los libros y desde la actuación. El guion no deja de ser una comedia blanda y familiar, pero que cuenta cosas actuales que antes parecían tabú o que no se decían”.

“Cambiaron muchas cosas en relación a las novelas que estábamos acostumbrados a ver como la de la mujer llorando por el amor de un hombre; acá se plantean un montón de cosas y la novela empieza justamente al revés, desarmando todo lo que supuestamente los personajes de las telenovelas quieren alcanzar”, agregó Carla Peterson.

En tanto, para Juan Minujín, esta comedia es “emotiva”, pero “no es disparatada ni tiene puntos estridentes, tiene un tono parecido a lo que pasa en la realidad”.




Deja un comentario