CGT convocó a una reunión para próximas medidas de fuerza

107

Después de declinar la posibilidad de sumarse al paro que realizó Camioneros, el pasado mes de abril, la Confederación General del Trabajo (CGT) convocó a una reunión de Consejo Directivo, donde no se descarta que se analicen implementar medidas de fuerza.

Asimismo, según informó el portal Mundo Gremial, el encuentro se pautó para la próxima semana. Allí se pondrán sobre la mesa muchas problemáticas actuales que afectan a los trabajadores argentinos.

Además, se debatirá el actual rumbo económico, la creciente inflación y el escenario de despidos y suspensiones que abarca al sector industrial. A partir de este panorama, aseguraron que no descartan que se analicen medidas de fuerza, como un paro nacional o movilización impulsada por la propia central sindical.

Vea también: Martín Lousteau reiteró el pedido de “armar un frente amplio”

“Ratificamos nuestra posición de rechazo a los ataques injustificados”, dijo la CGT

Al confirmarse que la CGT no se sumaba a la medida de fuerza del moyanismo, el secretario adjunto, Andrés Rodríguez, explicó que el movimiento “ya le hizo cinco paros a este Gobierno” y agregó que “hay sectores a los cuales les cuesta mucho parar”.

A su vez, durante la jornada, la CGT repudió el allanamiento que realizó Gendarmería a la sede central del sindicato de Camioneros, en el marco de una causa por supuesta asociación ilícita que se relaciona con el Club Atlético Independiente.

“Nos solidarizamos con los trabajadores y con sus dirigentes”, indicaron a través de un documento y posteriormente agregaron: “Ratificamos nuestra posición de rechazo a los ataques injustificados que vienen sufriendo numerosas organizaciones de trabajadores”.

Mientras, consideraron que “el despliegue inusitado e innecesario de 150 gendarmes parece una puesta en escena para desviar la atención de los graves problemas que padecen los trabajadores”.

Para concluir, el comunicado se publicó con las firmas de sus cosecretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña, y de su secretario de derechos humanos, Julio Piumato.