Catherine Fulop opinó sobre el video de Oriana Sabatini

94

Tras el video de Oriana Sabatini que se hizo viral la semana pasada, estalló el escándalo sobre la salud del cuerpo de la cantante. La hija de Catherine Fulop admite que se acepta tal y como es, con rollitos y celulitis.

Por ello, en el programa que conduce Ángel de Brito, su madre habló con Maite Peñoñori al salir de la radio donde trabaja. Al respecto dio que el posteo los tomó por sorpresa pese a que es un tema que hablaron en familia.

Y ella con su posteo a nosotros nos movilizó muchísimo porque bueno, también como a todos, nos tomó por sorpresa. Pero para mí es algo muy de ella y por eso es que elegí respetarla. No sabía que decir a tantos llamados. Me llaman a mí y la verdad es que, creo que es la que está más autorizada a hablar de lo que le pasa es ella”.

A continuación, Peñoñori refirió lo sorprendida que se encontraba Oriana por las repercusiones de su publicación y de que la admiren por su debilidad. Catherine expresó que es lamentable que alguien critique a una chica que desnuda su alma.

A mí me emocionó mucho porque ella es una diosa. Si bien los comentarios malos fueron muy poquitos, a veces digo wow, qué fuerte que alguien critique a una chica que esta desnudando su alma. Osea, te tienes que poner en el lugar del otro para saber lo que está viviendo el otro”.

Vea también: Karina La princesita contó que fue víctima de la presión social

Catherine Fulop aseguró que espera que la declaración de Oriana Sabatini sirva de ejemplo

La exconductora de “Tardes Bellas” dijo que lo que la puede alegrar de toda la situación es que les sirva a chicas adolescentes. En su momento, su hija necesitó un referente que no encontró.

Es más, había un libro que se llama ‘Abzurdah’ que era la guía de ellas. Yo me entero después. Me pidió el libro, se lo compré, pero no sabía de qué trataba. Viste que a veces los padres tenemos que tener cuidado en las cosas que los chicos leen, porque ella lo tomó como un referente y su generación lo tomó como un referente”.

Fulop reflexionó que como madre se sintió impotente. Por eso instó a buscar la ayuda de profesionales y amigos. En el caso de Ori, contó con un grupo muy hermoso que en su momento advirtieron de la situación.

Nosotros desde nuestro lugar ayudamos con el ejemplo. Tratábamos de ayudarla. Pero siempre, como que uno no terminaba de darse cuenta. No era que ella estaba flaquita… flaquita… anoréxica. Más bien estaba como bien, ni gorda ni flaca. Entonces no puedes darte cuenta de que realmente hay un problema”.