Bollywood, metáfora de las banalidades artísticas

171

Con Bollywood,  Muscari se adentra a descubrir lo superficial de quienes se dejan encandilar por la fama. Esta puesta en escena muestra la realidad de la copia del consagrado Hollywood. Con una interesante mirada, la obra muestra la pobreza en la India y el deseo de los artistas, de llegar a ser.

Esta obra se presenta en Carlos Paz, Mar del Plata y Buenos Aires. Es una historia que vale la pena mirar, para conocer la crítica feroz de Muscari.  Este talentoso hombre, sabe bien de qué habla, y allí expresa los vericuetos de la farándula.

Un caos para mostrar la realidad

Desnuda a la industria del cine de la India, como una mala copia de la meca del cine. Bollywood refleja el hacinamiento, los sueños rotos, la miseria y las ganas de llegar a ser. Los asistentes podrán deleitarse con una fiesta bizarra, más disfraces que interpretaciones.  Hay una diversidad de personajes, y en ocasiones algunos asistentes podrán tender a confundirse.

Puede parecer atropellado, pero Muscari muestra recortes de la realidad. De manera jocosa muestra las banalidades de la farándula y las nuevas tecnologías. Hace claras referencias a “Bailando por un sueño” y personajes irreverentes que son portada.  Por tanto, expresa a través de la crítica, que este mundo y la industria, olvidan la verdadera esencia. Ataca a los musicales locales, a las tendencias en Twitter y las cadenas en las redes sociales. Destaca entonces los momentos históricos del inicio y fin de una carrera. Acerca entonces al público al inicio y fin de la fama, como un hecho cotidiano y acelerado.

Muchos personajes, bailes, música y diálogos, parecen recargados, pero funcionan a la perfección. Las coreografías aportan orden al desorden y sirven para que la audiencia se conecte y comprenda la historia. Es una experiencia que definitivamente se debe vivir, para entrar en la cabeza de Muscari.




Deja un comentario