fans

Aprende a fidelizar a tus clientes y convertirlos en fans de tu marca

150

Hay algo que va más allá de comprar un producto y es crear amor por la marca. La fidelización es un elemento clave para el éxito de una empresa. Busca que los actuales compradores, las personas que adquirieron el producto o servicio, se conviertan en clientes fieles o, lo que es mejor, fans de la marca. Se trata de crear una relación mucho más profunda con los consumidores, basada en sentimientos o experiencias que las marcas transmiten.

La finalidad de esta estrategia es que los consumidores que ya han comprado el producto se conviertan en embajadores de la marca. Esto es mucho más importante que compren una vez más. Cuando un cliente se vuelve fans no solo le recomienda tu producto o servicio a familiares y amigos y habla de los beneficios de tu marca, sino que pueden defenderte a capa y espada.

Según Alejandro Daniel José, director de MKT Marketing Digital, es una necesidad crear una relación más profunda con los usuarios. Que vaya a un nivel superior de la fidelización. El especialista advierte que es importante que las marcas se enfoque en crear emociones, sentimientos y experiencias con el usuario para que no lo hagan con la competencia.

Generar amor por la marca es una tarea a la que no le deben restar valor las pequeñas empresas para ganar la batalla al bombardeo de contenidos en las redes sociales.

Tu marca tiene valores

Conseguir cuáles son los valores que están asociados a tu marca es una de tus principales tareas. Esto es fundamental si buscas crear un vínculo emocional. Es necesario que tengas claro lo que quieres comunicar y a qué personas quieres llegar. Transmitir los valores de marca hace que los clientes se conecten con sus necesidades y se identifiquen con el producto.

Genera emociones

Para crear lealtad es necesario generar emociones. Cuando los usuarios sienten y viven experiencias se crea un vínculo que va más allá de la fidelidad: el amor por la marca. Aquí ya no es tan importante el contenido en sí mismo, sino los sentimientos o las experiencias que les permita conectar con su público. Esta estrategia puede llevarse a cabo a través de los productos o servicios, mediante la experiencia, la sencillez, la usabilidad o a través de la comunicación. Tu marca se puede centrar en vender un estilo de vida.

Conecta con el cliente

Todos los puntos parecen tener una misma finalidad: la conexión con el cliente. Se trata de alimentar constantemente una relación emocional que es mucho más valiosa que una recompensa económica. Se busca crear relaciones a largo plazo y para ello debes conocer bien al cliente. Saber qué le preocupa, cuáles son sus necesidades y qué espera de ti. Esta es la única manera de no defraudarlo nunca. Este es el compromiso. Ir más allá de sus expectativas. Ofrecerle más de lo que espera, desvivirte por él. En resumidas cuentas, brindarle una experiencia inolvidable.

Lectura recomendada: Content Marketing: ¿cómo conectar con los usuarios?