Alberto Fernández y Cristina Kirchner prestaron juramento

32

El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner, como lo estipula la Constitución Nacional, prestaron el juramento en el Congreso.

Allí prometieron desempeñar su labor con lealtad y patriotismo. Asimismo, en el texto insta a “observar y hacer observar fielmente la Constitución Nacional de la Nación Argentina”.

Una vez llegó el momento, quedó oficialmente marcado el inicio del mandato del Frente de Todos. Luego de firmar el Libro de Honor del Parlamento en el Salón Azul y realizar la vista a la Constitución Nacional, se presentó a los líderes del Gobierno por la vicepresidenta saliente y así entraron en el recinto principal.

En ese sentido, después de varios segundos de aplausos y cánticos peronistas de los legisladores e invitados, Alberto y Cristina cumplieron con el protocolo correspondiente

Vea también: Cristina Fernández de Kirchner dio detalles de su fallido traspaso en 2015

Alberto Fernández y Cristina Kirchner cumplieron con el protocolo de ley para la juramentación

Fernández y Kirchner leyeron el juramento que contempla le ley suprema, respetando sus creencias religiosas. El primer en hacerlo fue el exjefe de Gabinete y en segunda instancia, con unos segundos de diferencia, la expresidenta.

Yo, Alberto Ángel Fernández, juro por Dios, la Patria y sobre estos Santos Evangelios, desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de presidente de la Nación, y observar y hacer observar fielmente la Constitución de la Nación Argentina. Si así no lo hiciere, que Dios y la Patria me lo demanden”.

 De esta manera, obedeció la tradición el nuevo jefe de Estado. En tanto, con un texto similar y agregando algunas palabras, la exmandataria cumplió con su parte.

Yo, Cristina Fernández de Kirchner, juro por Dios, la Patria y sobre estos Santos Evangelios, desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de vicepresidenta de la Nación, y observar y hacer observar, en cuanto a mi dependa, fielmente la Constitución de la Nación Argentina. Si así no lo hiciere, que Dios, la Patria y el pueblo, como siempre, me lo demanden”.