No parás de reír con la Comedia Locos de Contento

519

Protagonizada por Victoria Onetto y Adrián Navarro, la Comedia Locos de Contento, atinó al público en Mar de Plata. Bajo la dirección de Ignacio Apolo, esta propuesta encierra el amor, la pasión y la seducción de una pareja. La misma fue estrenada exitosamente en el Teatro Boulevard Marítimo, promete seguir dando la talla esta temporada. Resalta que esta obra, fue creada en el año1991 por Jacobo Langsner y actualizada para presentarla en Mar de Plata.

Esta Producción de la Cooperativa Bandera de la Esperanza, narra la vida de una pareja. Su protagonista Román, mantiene la Fe en la pornografía como herramienta para recuperar su virilidad. Por otro lado, Claudio, su pareja, es un volcán de seducción que atrapa en una mirada a los asistentes.

La historia se desarrolla cuando la pareja, recibirá una visita que podría cambiar sus vidas. Por tanto, él podría llevarla a vivir fuera del país, al recuperar su estabilidad financiera. La comedia gira en torno a la teoría, de “Todo lo que puede salir, mal sale mal”.

Prometen enganchar al público

La obra muestra hechos que impiden el cumplimiento de los objetivos de la pareja y las confusiones se ponen al orden del día. La intimidad del cuarto, salta y revuelve toda la escena. Vale destacar, que sólo los dos actores, son capaces de transmitir diversas sensaciones, sin mayores recursos.

Por tanto, asistentes, podrán reír a carcajadas, con esta propuesta llena de enredos de pareja. En ella confluyen las discusiones de pareja, en la que cualquier pareja de clase media, se verá reflejada. Debido A que, su ímpetu de echar mano a cualquier cosa para salir de la crisis, es el ingrediente principal.

.Críticos detallan que es ligera, llevadera, con dos actores que logran conectarse fácilmente en el público. Es considerada como una pieza imperdible en este verano, para todos los amantes del teatro. Destacan además, que en esta versión, los actores se lucen, y es bajo un emblemático baile de tango, que la obra cierra con broche de oro.




Deja un comentario