“Te voy a matar mamá”, los jueves en Patio de Actores

114

De la mano del laureado dramaturgo Eduardo Rovner y dirigida por Rubén Ramírez, logramos disfrutar de una controversial obra llamada “Te voy a matar mamá”, que cuenta con la destacada actuación de Laura Ledesma. Esta pieza dramática nos invita a entrar en un desconcertante mundo, donde la relación entre madre e hija es el foco de la trama, debido a lo explosiva que puede llegar a ser.

Tal y como lo refleja el título, la última opción que le queda a nuestra protagonista es eliminar a su madre, en casa y con una pistola, por cuanto al decidir que sí lo hará, se dispone a esperar en el sitio, mientras planifica el cruel asesinato. Bastante fuerte hasta aquí, ¿verdad?

Rovner coloca al público en una situación algo incómoda, al querer tratar el tema del matricidio de forma directa, pues en cierto punto de la pieza, los asistentes no saben qué pensar sobre lo que están viendo. Se juega mucho con la doble moral y hasta se logra hacer sentir culpable a quienes les parece “lógico” el proceder de la protagonista, a medida en que se conoce el por qué desea cometer un acto tan terrible como ese.

Resumen

Flor es una joven actriz de profesión que está sola en casa, mientras repasa la decisión que ha tomado: Desea matar a su madre. En ella hay muchos sentimientos encontrados, mucha frustración y odio que dirige hacia un blanco preciso: Su mamá. Siente que ella es la culpable de todo lo que ocurre con su mundo, y hasta la acusa por la pérdida de su padre.

El dramaturgo trata de vendernos una obra de amor y desamparo. En el acto, Flor se muestra deseosa de decirle muchas cosas a su progenitora, y a medida en que eso ocurre, nuestra chica rebelde se va convenciendo de que es lo mejor por hacer.

La actuación de Ledesma conquista desde el primer momento en que aparece en escena. Sus gestos y la forma en como lidia con cada estado anímico, que la conducen a tomar la decisión de asesinar a su propia madre, son simplemente geniales.

La escenografía no intimida ni le resta al trabajo de la intérprete. En general, consideramos que la obra es muy desafiante, pero a su vez invita a la reflexión sobre aspectos de la vida común, y de la interacción natural del hombre con los suyos. Recomendamos disfrutar de esta función en el Patio de Actores, todos los jueves desde las 20 horas.




Deja un comentario