¿Qué es el E-Commerce y por qué es importante para tu negocio?

115

El objetivo final del Marketing Digital para empresas es, sin lugar a dudas, la venta de un producto o servicio. De hecho, todas nuestras estrategias desde que comenzamos con un emprendimiento deben ir enfocadas a responder la pregunta ¿cómo vender más?

En este punto ya nuestro negocio logró el Posicionamiento SEO, ya diseñamos exitosas campañas de E-Mail Marketing e impulsamos nuestra marca haciendo uso del Social Media Marketing… Todo esto va a ser vital para conseguir a nuestros primeros clientes reales.

De acuerdo con Alejandro Daniel Jose, director de la agencia argentina MKT Marketing Digital en la ciudad de Buenos Aires (Argentina), el comercio electrónico o E-Commerce es el eslabón final de una cadena que empezó con una idea exitosa. Pero para ser más técnicos, “podríamos definirlo como el proceso a través del cual dos o más partes realizan una transacción económica por medio de una computadora y una red de acceso, utilizando como forma de pago medios electrónicos”.

“La mayor parte del E-Commerce consiste en la compra-venta de un bien o servicio; mientras que otra buena porción va dirigida a la adquisición de artículos virtuales (software y derivados en su mayoría); por ejemplo, el acceso a contenido ‘premium’ de un determinado sitio web”.

Las razones para que nuestra empresa dé sus primeros pasos en el comercio electrónico son muchas; las virtudes de esta modalidad son cuantiosas, sobre todo si consideramos el indetenible avance de la tecnología. Pero si te hacen falta más argumentos para terminar de convencerte, a continuación te ofrecemos solo algunas de las ventajas del E-Commerce.

1- Un paso al futuro

El E-Commerce es la forma de comercialización que está a tono con nuestros tiempos. Estadísticas mundiales reflejan el enorme poder de hacer negocios por Internet; cada día más personas disponen de una conexión a la web.

Por poner un ejemplo, tan solo en México, las últimas cifras estiman que 51.2 millones de personas son usuarios frecuentes de internet; mientras que el mercado de las ventas online en ese país tiene un valor superior a los 121 mil millones de pesos.

Tomando en cuenta esto, imagínate lo ventajoso que sería tener una tienda virtual, abierta las 24 horas, disponible para todo el que el tenga acceso a Internet, porque no nos tenemos que limitar a una región, sino que podemos formar una cartera de clientes de cualquier parte del planeta. Amazon, eBay, son dos muestras extremas de éxito, pero podemos comenzar con algo más modesto para dar el primer paso al futuro.

2- Una experiencia multisensorial e interactiva

El E-Commerce nos ofrece la posibilidad de generar en el cliente una experiencia distinta al momento de comprar. Podemos “atraparlo” haciendo uso de la multiplicidad de herramientas que nos ofrece el medio digital, más allá de confiarnos en las habilidades de un vendedor.

Es posible transmitir mensajes de video, audio y texto, e incluso integrarlos para generar una gran experiencia de consumo y, por ende, interacción con el usuario.

Un ejemplo concreto: el comprador puede saber en todo momento dónde se encuentra su producto una vez ejecutada la transacción, puede seleccionar dónde, cuándo y cómo recibirlo, convirtiéndose en copartícipe del proceso de entrega de bienes en el mercado.

3- Más información y menos costos

Tanto a nivel de distribución como operacional y de publicidad, el E-Commerce ayuda a reducir costos. En la industria del software, por ejemplo, se prescinde absolutamente de intermediarios y se reduce muchísimo el protocolo y el tiempo porque el vendedor puede entregar el producto al cliente de inmediato.

De allí que buena parte de las tiendas virtuales puedan brindar precios más competitivos que las físicas, dado que la empresa puede salir adelante con menos personal y sin los impuestos y gastos que acarrea el hecho de tener un local.

En el aspecto publicitario, los costos también se minimizan al eliminar el uso del papel. Además del beneficio que esto trae al ambiente, hace más fácil manejar la información, modificarla, corregir errores; e incluso, alcanzar mercados nuevos que de otra forma serían inaccesibles geográficamente.

El esfuerzo que sea necesario

Aventurarse en el comercio digital genera enormes beneficios, pero no es tan fácil como podría parecer. Hay que hacer un gran esfuerzo para arrancar; es vital efectuar un proceso que va desde determinar los bienes y servicios que deseas promover hasta redefinir los procesos de venta, distribución, cobranza, marketing online y servicio al cliente.

Debes antes que nada definir muy bien lo que vas a vender, buscar proveedores especializados, cuidar el diseño de las páginas, planear una buena logística, asegurar la producción, tener un efectivo plan de cobranza, atender bien a tus clientes y un largo etcétera de aspectos que requieren de gran esfuerzo de tu parte.




Deja un comentario