James Woods entre el “grupo de acosadores sexuales” de Hollywood

72

La destacada actriz estadounidense, Elizabeth Perkins, popularmente conocida por su participación en películas clásicas como “Milagro en la calle 34” y “28 días”, llamó la atención durante un evento contra el acoso y abuso sexual, luego de mostrar un letrero donde se leía “James Woods #MeToo” (que traducido sería James Woods #Yo También), lo que se tomó como una denuncia directa contra ese famoso actor hollywoodense.

Para quienes no conocen, el #MeToo se adoptó como un medio para que las víctimas de tan terribles delitos sexuales, puedan formular sus denuncias públicamente, en un intento por hacerles justicia de cierta forma. Con esa campaña viral en las redes sociales, se pretende alentar a hombres y mujeres, así poder prevenir más abusos en lo sucesivo.

En el evento, donde Perkins estuvo junto a muchas estrellas de Hollywood, se escucharon supuestos testimonios reales de quienes han sufrido en carne propia algún acoso sexual, mientras hacían sus labores dentro de la industria del entretenimiento: actrices, productores, asistentes, ejecutivos y otros, quienes se alzaron para decir “sí, a mí también me pasó”.

Para los que le parece extraño el ensañamiento contra el actor James Woods, les contamos que no ha sido el primer caso que se escucha, debido a que en el mes de septiembre su colega, Amber Tamblyn, relató que a sus 16 años tuvo una experiencia incómoda con el intérprete, que “jamás olvidará”.

“Le dije mi edad, amablemente, sin juicios ni agresiones. Le dije mi edad, porque pensé que se horrorizaría de inmediato y recuperaría su oferta. Sólo se rio y dijo: ‘Mejor aún. Nos divertiremos mucho, lo prometo’”, contó Tamblyn (de 34 años) en una carta abierta a Woods.

Esta ola de acusaciones a muchos actores de renombre internacional y otros ejecutivos, comenzó desde que el periódico “The New Yorker” lanzó una historia contundente contra el productor Harvey Weinstein, que pronto generó un efecto dominó, tan así que para muchos sólo se ha visto la punta del iceberg… pues posiblemente vendrán más denuncias sorpresivas, de quienes menos se espera.




Deja un comentario