Fiscal UrIburú pide citar Arzobispo por causa de maltrato en convento

21

El Fiscal de Nogoyá Federico Uriburu, solicitará sea cita el Arzobispo de Paraná, por causa de maltrato en Convento de Carmelitas Descalzas. La polémica sigue encendida en este caso de Nogoyá, que se destapó en el año 2.106, por una investigación periodística. En el mes de agosto del mimo año, autoridades realizaron el allanamiento de las instalaciones. Tras la revisión de las instalaciones, secuestraron implementos presuntamente usados, para torturar a las religiosas.

Durante dos años, el periodista Daniel Enz, recabó testimonios de monjas, familiares y médicos que relataron agresiones. Al parecer las mojas, eran víctimas de maltratos. Todas ellas reciben tratamiento psicológico en Santa Fe y Entre Ríos, debido al trauma generado. Presuntamente las religiosas recibían latigazos y el cilicio para autoflagelarse. En el lugar se registraron también, casos de desnutrición. Las víctimas eran amenazadas y se les prohibía hablar de lo que ocurría dentro del convento.

Continúa la polémica

Al menos 18 monjas, fueron víctimas del horror de las torturas que ocurrían dentro del recinto, fundado en 1.991. Algunas religiosas han salido al paso, aclarando que todo es una farsa y no han sido torturadas. Así mismo, el Arzobispo en cierta ocasión se refirió a los maltratos como actos de disciplina.

Como no se descarta si estos hechos ocurrían bajo la mirada del Arzobispo de Paraná Monseñor Alberto Pulggari, el Fiscal pide citarlo. Por esto detalla que cumplen con los procedimientos legales de notificar a la defensa y se fijen las audiencias correspondientes.

El objetivo es citar además a la actual priora del convento nombrada por el Vaticano, Itatí de María Reina Inmaculada y cinco eclesiásticos. Todos ellos, deberán comparecer y aclarar ante el juez, si conocían o no de las agresiones. Adicional a ello, deberán establecerse responsabilidades, ya que éstos no ejercieron la autoridad que les correspondía. Por esta causa, sólo fue imputada la Madre María Isabel, quien podría pagar una condena de 15 años.




Deja un comentario