Detienen a “Mukeño” en Villa Devoto por abuso a menores

69

Vecinos de Villa Devoto están conmocionados por la detención de Mukeño por abuso a menores, tras la denuncia de un chico. El menor no pudo con el secreto y justo en nochebuena se quebró y le contó a sus padres. El horror era parte de su vida desde el 2015, cando fue víctima por primera vez de Mukeño.

Destaca que la familia disfrutaba de los pirotécnicos y el chico de 12 años, ingirió los restos de las bebidas del brindis. De esta forma se armó de valor, antes de la llegada de Papá Noel, para contar el terrible secreto. Durante la reunión familiar, explicó a los suyos, el origen de su conducta hostil hasta violenta. De una forma dolorosa, confesó que había sido violado entre los años 2015 y 2016.

Durante toda la noche, sus parientes comenzaron a atar cabos y obtuvieron respuesta, sobre por qué abandonó la escuela. Para ellos tuvo sentido, porque dejó de jugar en las calles con sus amigos y decidió en encerrarse en el cuarto con su computadora. A su tía, el chico accedió a contarle mayores detalles de lo ocurrido.

Se pudo conocer que Mukeño es un uruguayo de 26 años, que reside a escasos 200 metros de la residencia del chico. Ha sido de hecho, el mejor amigo del hermano mayor de la víctima. El chico relató, que el lo invitaba al ciber, cuando se quedaba sin dinero, lo invitaba a jugar en su casa. Su tía declaró que el hombre comenzó con darle besos en la boca y tocarle sus partes íntimas. Lo mantenía oprimido psicológicamente, amenazándolo con que no podía contarle a sus padres.

Exigen se haga justicia

El abusador, también lo acusaba por Facebook, allí le escribía que quería ser su papá y le ofrecía vivir juntos. El chico en cierto momento lo increpó diciéndole que si lo quería tanto, porque le tocaba sus partes intimas. Tras el escalofriante relato, la denuncia fue interpuesta en la comisaría 45.

Amigos y vecinos al conocer lo ocurrido, cortaron la calle y pintaron la casa del Mukeño, quien se mudó recientemente. Parte de las exigencias a la madre del abusador, es que no se irían del lugar hasta que éste se entregue. Vale resaltar que otros chicos de la zona, contaron como el Mukeño había intentado seducirlos. Por tanto, familiares se encuentran estableciendo los contactos para acompañar a otras víctimas.

Se pudo conocer que el acusado se presentó voluntariamente a la comisaría, para denunciar que querían incendiar su residencia. Autoridades policiales revelaron, que este posee una causa abierta por abuso, pero permanece libre.




Deja un comentario