Cate Blanchett: “Nos gusta vestir sexys, no significa que queramos sexo contigo”

139

Muy contundente fue el discurso que ofreció la oscarizada actriz, Cate Blanchett, minutos después de obtener el premio “Ícono del estilo” de la revista InStyle, esta semana. En él, denunció a su manera, el que se juzgue la integridad de las mujeres por la vestimenta que deciden usar, comparado al trato que reciben los hombres frente a ese hecho.

La rubia inició sus palabras a la audiencia, con lo siguiente: “Hay esa absurda costumbre -donde muchas mujeres son partícipes- de juzgar los estilismos de nosotras, como si ellas fueran las únicas que pueden cometer -o no- errores. Las alfombras rojas son carnaza fácil para las listas de mejores y peores vestidas. ¿Qué pasa entonces con los hombres?, ¿Por qué sólo se juzga a ellas?” se preguntó la destacada actriz.

A lo anterior agregó de forma contundente: “A todas nos gusta vestir sexys, pero no significa que queramos tener sexo contigo. Nadie le dice a Steve Bannon, ‘pareces una bolsa de basura, ¿Quieres que te saque fuera del cubo?’. Sin embargo, los comentarios que recibimos por lo que llevamos sobre la alfombra roja…Bueno, ya saben a lo que me refiero”, expresó.

De esa forma, la recordada intérprete de personajes como Galadriel en “El señor de los anillos” y la más reciente Hela en “Thor: Ragnarok”, alentó a pensar seriamente sobre dos cosas: Primero, el juzgar la integridad femenina y relacionar ésta con el vestuario que usan las mujeres, y dos, el prestar mayor atención al estilismo de las damas (en especial de quienes hacen vida en la industria), obviando “descaradamente” el de los hombres.

“Si a ustedes los critican por lo que se pongan o por su maquillaje, deben desenmascarar a quién lo hace. Las alfombras rojas a veces son como una horrible lucha de gladiadores. Creo que los verdaderos íconos del estilo son quienes se visten sin pedir disculpas, porque saben que lo que lucen no los define como personas”, concluyó la hermosa rubia, ocasionando con ello una lluvia de aplausos en la sala.




Deja un comentario