Castigan a ladrón enviándolo a la escuela

112

Culminar la escuela secundaria fue la sanción impuesta por el Juez de Instrucción 61 Walter Candela, a un joven de 22 años de edad, aprehendido en flagrancia cuando trataba de robar un teléfono celular.

El joven en cuestión, fue detenido por las autoridades policiales en el barrio Norte Porteño, el pasado 18 de octubre en horas de la tarde, en el cruce de las calles Quirno Costa y Lucio Mansilla.

En la audiencia de presentación en materia de flagrancia fue imputado por robo simple en grado de tentativa, por lo que su abogado defensor realizó la solicitud de excarcelación y suspensión de juicio.

Para mostrar sus intereses de no reincidir en actos ilícitos, el joven se ofreció a cancelar 400 pesos para la reparación del equipo celular y ejecutar servicio comunitario con la fundación Caritas.

Pese a sus alegatos, la fiscal auxiliar María Garello decidió proponer el reemplazo de las obras comunitarias por continuar la escolaridad, de modo de proponerle un cambio de conducta que venga asociado con la Educación.

La sanción fue colocada como condición para suspender el juicio a prueba por dos años, el mismo fue acusado por “Tentativa de robo”.

La información fue dada a conocer por autoridades del Ministerio Público a través de su portal en la web, allí se detalla que el joven intentó robar su dispositivo móvil a una chica que salía de un salón de baile, con la excusa de coquetearle y pedirle su número la siguió, le arrebató el equipo y salió huyendo.

La chica en cuestión corrió tras de el y en el andar se topó con una agente de la policía de Buenos Aires a quien le notificó lo ocurrido.

Tras una breve persecución, este lanzó el celular pero igualmente fue capturado por las autoridades.




Deja un comentario