Bancos nacionales hacen caja para mantener el otorgamiento de créditos hipotecarios

40

Los bancos públicos buscan hacer frente a la alta demanda de solicitudes para créditos hipotecarios a través de la captación de fondos en el mercado de capitales con la emisión de obligaciones negociables, mientras aguardan por la decisión de la Cámara de diputados sobre la ley de financiamiento productivo.

Esta fórmula ha rendido frutos y se evidencia en el número de obligaciones colocadas por el sector financiero en 2017 comparadas con el mismo periodo en 2018.

Por ejemplo, el Banco Ciudad dijo que volverá a recurrir al mercado internacional para recaudar al menos $ 8000 millones, luego de que en noviembre de 2017 logró reunir $4500 millones.

En ese sentido, el vicepresidente de esa entidad, Fernando Jorge Elías, explicó que “A pesar de que nunca se había hecho una emisión tan grande como está las expectativas son muy buenas y así el banco estará entrando en la dinámica de financiamiento mundial, debemos mantener la liquidez  para poder sostener la demanda de créditos hipotecarios”.

Por otra parte el directivo dijo que “de 20 a 30 años los bancos públicos serán quienes lideren ese tipo de instrumento bancario gracias a las condiciones económicas actuales del país. La UVA es una herramienta con la que nos blindamos y nos permites ser solventes con nuestros depositantes”

Lo más evidente de este asunto y que Buenos Aires se está convirtiendo progresivamente en una ciudad de propietarios y va dejando de ser una ciudad de inquilinos.

Los privados se suman a la dinámica     

El Banco Macro capitalizó $ 3696 millones al recibir 108 ofertas por la emisión de obligaciones negociables por un valor nominal de 1500 millones de dólares.

El Banco Supervielle también logró adjudicarse con 1100 millones de dólares con la emisión de capital deuda en pesos y su lanzamiento en la Bolsa de Buenos Aires y la de Nueva York.




Deja un comentario