Atentado en Nueva York

Autoridades confirmaron atentado en estación de colectivos neoyorkina

179

Representantes del Departamento de Policía, con sede en la ciudad de Manhattan, Nueva York, confirmaron la explosión de un dispositivo que portaba una persona en su chaleco, referido como “bomba tubo”, cerca de las 7:30 de la mañana de este lunes, dentro de la estación de colectivos, Port Autority.

Debido al terrible e inesperado incidente, algunas rutas de las subtes neoyorkinas se encuentran trabajando de forma parcial, excepto aquellas que circulan por la calle 42, debido a que allí se produjo el ataque. Por cuanto, las autoridades decidieron tomar la zona para evaluar la magnitud de los daños, y realizar las pesquisas de rigor.

Se conoce de un ciudadano tomado en custodia, procedente de Bangladesh, de unos 30 años de edad y con residencia en Brooklyn. Al parecer, habría confesado ante los funcionarios que sí armó ese aparato explosivo casero, en la empresa donde trabaja. La bomba que portaba se accionó antes de lo previsto, dejando a su dueño con heridas graves en la parte superior de su cuerpo.

“Sí hubo algunos heridos leves y eso es extremadamente bueno, ya que la realidad es que nosotros somos un objeto de ataque por muchos. Estos ataques son contra la democracia y la libertad. Somos un objetivo internacional y esta es la realidad con la que vivimos“, destacó el Gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo.

Resaltó que, gracias al acceso libre de información en línea, sobre cómo preparar dispositivos similares que pueden lastimar a otros, como bombas caseras por ejemplo, es que existen ese tipo de atacantes, quien -según él- no reflejó ninguna culpa por sus acciones.

Por su parte, Bill de Blasio, alcalde de Nueva York manifestó lo siguiente: “Es molesto escuchar que hemos sido atacados. Gracias a Dios el atacante no logró cumplir su objetivo final y solo hubo heridos leves. Lamentablemente Nueva York es un objetivo por una sola razón, porque nosotros estamos abiertos a todo el mundo. Mostramos que la democracia puede funcionar. Los terroristas nos quieren atacar, pero estamos bendecidos con una fuerza donde podemos poner a salvo a la gente”, concluyó.

Esta vez, el ataque fue de una persona en solitario, pero eso bastó para poner en alerta a la comunidad estadounidense, recordando que en anteriores oportunidades sucedieron actos parecidos que luego se fueron incrementando, hasta llegar a una escala sin retorno, caso de las Torres Gemelas en el 2001, por ejemplo, que puso en tela de juicio el nivel de protección del Gobierno norteamericano para sus ciudadanos.




Deja un comentario