Proponen tratamiento con alucinógenos para dejar de fumar

308

Especialistas proponen un polémico tratamiento basado en alucinógenos para dejar de fumar. Destaca que desde hace seis años, los especialistas  trabajan incansablemente en fórmulas para tratar esta patología. En el proyecto en cuestión laboran expertos de los  Estados Unidos y el Reino Unido.

Tras culminar su investigación concluyeron que el tabaquismo puede tratarse efectivamente con el uso de hongos alucinógenos. Aunque suena contraproducente porque los alucinógenos suenan a adicción, expertos justifican la propuesta.

Las conclusiones de esta investigación fueron dados a conocer en la revista Journal of Psychopharmacology. El proyecto en cuestión fue elaborado por expertos de la Universidad de Durham y la Escuela de Salud Pública Bloomberg. Bajo el liderazgo del doctor Tehseen Noorani, desarrollaron tan importante estudio.

Altamente efectivo

Se pudo conocer que el estudio se basó en el análisis de 12 fumadores. Los mismos abandonaron su adicción al cigarrillo y dejaron de fumar. Todos ellos recibieron un tratamiento basado en  psilocibina, que es un compuesto existente en los hongos alucinógenos. La investigación fue desarrollada entre los años 2009 y 2015, y arrojó tan impactantes resultados.

Especialistas detallaron que la psilocibina es capaz de actuar en la disminución de los síntomas de abstinencia. Así mismo causa excelentes efectos en la reducción de las ansias que se generan tras dejar de fumar.

Tras practicar el proceso tradicional de seguimiento, notaron que los alucinógenos habían funcionado. Luego de tres años, 9 de los 12 fumadores tratados, habían abandonado el hábito de fumar definitivamente. Los otros dos siguieron fumando y uno de ellos sólo se convirtió en fumador social.

Noorani destacó que “El contenido de las experiencias de la psilocibina eclipsó cualquier síntoma de abstinencia a corto plazo”.

Adicional a ello pudieron hallar interesantes beneficios tras su uso como tratamiento para dejar de fumar. Los pacientes tratados desarrollaron un aumento de la apreciación estética y del altruismo y un comportamiento más prosocial.




Deja un comentario