“Loco de Contento”, comedia que trata la depresión masculina

89

El actor Adrián Navarro,  protagoniza “loco de Contento”, comedia imperdible durante este verano. Este talentoso actor, crítico de las tendencias y del abandono cultural, apuesta a la comedia.

Conocido por sus interpretaciones en Montecristo y Vidas robadas, se estrena en la comedia. Esta puesta en escena, vigente por años, muestra la realidad social Argentina. Navarro manifiesta que en esta obra, puede expresar sus preocupaciones del mundo que lo rodea.   Sus presentaciones se realizan viernes, sábados y domingos, en el teatro Provincial. La obra de Jacobo Langsner, junto a Victoria Onetto, bajo la dirección de Ignacio Apolo, es un exitazo.

Ajustado a la realidad actual

Navarro encarga a Román, un hombre que sufre de depresión. El mismo atraviesa el desempleo y además, fallas en su desempeño sexual. Junto a Onetto, logran una sintonía perfecta para y tratar temas fuertes, en los que hacen reír. La pareja en cuestión, metida en la habitación, intentan encontrar maneras para atravesar y salir airosos de la crisis. Entonces, el tema no versa sólo de aspectos matrimoniales, sino problemas económicos. Por tanto Navarro, destaca que el tema de la crisis económica, crea identificación con la audiencia. Considera que en la Nación persiste en desempleo y altos precios, y eso hace click con el público. Nada nueva, pues se estrenó en 1991, es capaz de ambientarse y adaptarse a cualquier época y entorno.

El protagonista refiere que personificar a Román, ha sido divertido. Menciona que jamás ha experimentado el sentimiento de no poder con su vida. Por tanto, debió empezar de cero, la creación de este personaje, que logra convencer a la audiencia de su tristeza. El papel de “pobre de mí”, pudo hacerlo a la perfección y la química con Onetto, salta a la vista. “locos de Contento”, es una obra divertida, refrescante que da satisfacciones a los actores y la audiencia. Es una excelente alternativa en esta temporada, como un jocoso recuerdo para llevar a casa.




Deja un comentario